Dispositivo hiperconvergente permite la infraestructura de escritorio virtual de alto rendimiento

Antecedentes

El creciente uso de dispositivos móviles en el trabajo ha contribuido a la transformación de las redes empresariales. Una de las primeras tendencias dinámicas fue el BYOD (bring your own device), ya que este concepto ofrecía importantes beneficios económicos para las empresas. Sin embargo, hay desafíos de seguridad y compatibilidad. Por lo tanto, ha surgido la VDI (infraestructura de escritorio virtual) para hacer frente a los nuevos desafíos en la creación de redes empresariales.

La VDI es una arquitectura de computación centralizada con un servidor central habilitado con hipervisor que alberga entornos de escritorio. En otras palabras, el entorno de escritorio está virtualizado como una VM (máquina virtual) y los usuarios se conectan al escritorio virtual a través de un cliente ligero o de dispositivos móviles. Los usuarios pueden operar el sistema operativo como en sus PC, pero todos los datos se guardan en el servidor centralizado.

Hay varios beneficios importantes de la VDI tanto para los propietarios como para los usuarios de la infraestructura. Para los usuarios, ya que el escritorio es virtual, funciona como una imagen del sistema operativo y pueden simplemente guardar la «imagen» y reanudar desde donde lo han dejado. En este sentido, el escritorio se vuelve «persistente». Esto es particularmente beneficioso para las oficinas de ritmo rápido y altamente digitalizadas. Para las empresas, ahorran enormes costos en el suministro de hardware de computación específico. En segundo lugar, no hay ningún problema de seguridad en el entorno de BYOD, ya que el dispositivo del cliente final no posee ningún dato valioso. Por último, la administración de TI ya no tiene que ocuparse de la compatibilidad con varios dispositivos de usuario en BYOD, porque en la VDI, el escritorio está virtualizado y el usuario puede conectarse a él a través de la red.

Requisitos

Para satisfacer las crecientes demandas de virtualización de redes en el mundo de los negocios, un líder mundial con sede en China en el suministro de soluciones de infraestructura cooperó con Lanner para desarrollar un servidor hiperconvergente para satisfacer el requisito actual de VDI. La plataforma conjunta debe cumplir con las siguientes características:

Computación de alto rendimiento para VDI hiperconvergente

En una arquitectura VDI, el servidor central alberga un entorno de escritorio para múltiples clientes finales y todos los datos y la operación de las aplicaciones se llevan a cabo en el servidor central. Por lo tanto, el alto rendimiento de computación es una necesidad para asegurar la QoS (calidad de servicio)

Bahías de almacenamiento de alta densidad

Como ya se ha dicho, todos los datos se guardan en el servidor central bajo la arquitectura VDI. Por lo tanto, requiere un almacenamiento de alta densidad para acomodar los datos de múltiples clientes finales y sistemas operativos como el de Windows.

Ranuras de expansión para tarjeta de aceleración de vGPU

Las ranuras de expansión PCI-Express son adiciones importantes a la solución conjunta, para que ésta pueda ser escalable para futuras actualizaciones, como la adición de la tarjeta de aceleración de vGPU.

Alta Disponibilidad

La alta disponibilidad es crítica ya que todos los clientes finales se conectan al servidor central para el entorno de escritorio. Por lo tanto, la solución conjunta tiene que garantizar tiempos de funcionamiento constantes.

Soluciones

En esta colaboración, Lanner presentó el FX-3420, un servidor seguro, de alto rendimiento y alta densidad de almacenamiento en 2U de espacio para realizar la infraestructura VDI y HCI. El FX-3420 es alimentado por dos procesadores de la familia de procesadores escalables Intel® Xeon® de 2ª generación de hasta 205W y hasta 768GB de memoria a través de múltiples módulos REG DIMM DDR4 a 2666 MHz. Para el almacenamiento de alta densidad, el FX-3420 ofrece 12 bahías de unidades de disco SATA de 3.5″ intercambiables en marcha al frente y 2 bahías SATA de 2.5″ intercambiables en marcha en la parte trasera.

Para fines de expansión, el FX-3420 está diseñado con 2 ranuras PCIe x16 (Max.266.7 mm) y 1 ranura PCIe x8 HH/HL para adiciones de módulos, como la tarjeta de aceleración de vGPU. Como servidor de alta disponibilidad, el FX-3420 está construido con una fuente de alimentación redundante 1+1 de 850W.