Los sistemas de transporte inteligentes y el futuro sostenible del transporte

Origen de imagen: JCT600.co.uk

Con el auge de tecnologías como la Internet de los objetos y los sistemas de transporte inteligentes, surge la pregunta inevitable de cómo encajarán en nuestro mundo en constante cambio. Los grandes saltos en innovación tecnológica que hemos dado han arrojado más y más datos sobre la forma en que vivimos y trabajamos y cada vez más estos datos indican, para que nuestros avances continúen, la necesidad de un cambio hacia formas más sostenibles. Los sistemas de transporte inteligentes no son una solución nueva, sin embargo, su papel en la creación de un futuro seguro y sostenible para el transporte será integral. Gracias a su capacidad para mejorar y mantener la gestión del tráfico mediante el uso de vehículos conectados y la recogida de datos en tiempo real, los sistemas de transporte inteligentes podrían aplicarse no sólo para optimizar el rendimiento de los servicios de transporte público, sino también para sentar las bases de un mayor desarrollo sostenible.


Con la disminución del uso de combustibles fósiles perjudiciales para el medio ambiente, los sistemas de transporte inteligentes tendrán que ser capaces de aumentar la eficiencia en el consumo de combustible de todos los vehículos conectados, al tiempo que estarán abiertos a nuevas tecnologías renovables a medida que se introduzcan en el mercado. El aumento de la innovación en el sector de las energías renovables, junto con la continua y creciente adopción de sistemas de TI, conducirá muy probablemente a un mayor desarrollo de sistemas integrados de vehículos centrados en la sostenibilidad que proporcionen una mayor interconectividad y el potencial para la recogida de datos aún más procesables. A medida que crece el impulso hacia un futuro sostenible, los sectores industriales que desempeñan un papel importante en la contaminación del medio ambiente deberían estar entre los primeros en adaptar las nuevas tecnologías con el fin de mejorar su eficiencia y productividad y, al mismo tiempo, crear un futuro sostenible para un desarrollo continuo.
 

¿Un futuro sostenible?

Los datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) de 2012 sugieren que las emisiones de CO2 procedentes del tráfico rodado representan por sí solas el 72% de todas las emisiones procedentes del sector del transporte. Esta estadística pone de relieve la necesidad de generalizar la adopción de sistemas de transporte inteligentes capaces de promover la adopción de operaciones y prácticas sostenibles que también mejoren la eficiencia y aumenten la productividad. Como en cualquier negocio, los cimientos sobre los que se construye a menudo determinan la solidez de una organización que se construye. Cuando se trata del futuro sostenible del transporte, los sistemas diseñados para aumentar la eficiencia del combustible, acortar los tiempos de viaje, optimizar las rutas, mantener el rendimiento óptimo de los vehículos y recopilar datos de rendimiento de cualquier dispositivo conectado son exactamente lo que las autoridades de transporte necesitan para estar mejor preparadas para un crecimiento posterior. Pero la protección del medio ambiente y la optimización del rendimiento no son la única manera de invertir en un futuro sostenible, también está el factor económico.

Como con cualquier recurso finito, cuanto menos combustibles fósiles haya, más caros serán. Desde el punto de vista de un transportista, esto significa que cada gota de combustible comprada debe utilizarse de la manera más eficiente posible, el combustible desperdiciado es dinero desperdiciado. Si bien los automóviles eléctricos se han introducido y se están generalizando poco a poco, los vehículos propulsados por combustibles fósiles son la gran mayoría y los organismos de transporte tendrán que ser capaces de analizar y visualizar su eficiencia operacional y determinar dónde se pueden lograr ahorros, así como dónde es necesario centrarse más. Los operadores podrían utilizar la capacidad de gestionar los costes y el rendimiento de todos los vehículos conectados para gestionar sus gastos al tiempo que optimizan su rendimiento, con el potencial de utilizar el dinero ahorrado para invertir en futuras actualizaciones cuando sea necesario.

 

Sistemas Inteligentes de Transporte

Los sistemas de transporte inteligentes son equipos de software y hardware diseñados específicamente para diferentes propósitos de automatización del tránsito. Se implementan para conseguir objetos fijos mediante el uso de una tecnología que mejora, gestiona, monitoriza las redes de transporte y promueve el uso «inteligente» de las mismas. Son varios los componentes de estos sistemas que retroalimentan datos a sus operadores y gestores para ofrecer análisis en tiempo real, gestión de flotas, monitorización, seguridad, gestión de activos, optimización de rutas, recogida de datos y eficiencia operativa. Revisemos algunos de los sistemas físicos de un sistema de transporte inteligente y sus funcionalidades.

 

Sensors: Los sensores a bordo se utilizan para retroalimentar datos sobre el comportamiento del conductor, el estado del vehículo, el conteo de pasajeros, el control de puertas y la temperatura. Mientras que los sensores en tierra se despliegan en los datos de la mina sobre las condiciones meteorológicas, la clasificación de los vehículos y el flujo del tráfico para permitir al operador tomar las medidas necesarias, tales como ajustar los semáforos, informar a los pasajeros de los retrasos previstos, desvíos y peligros meteorológicos a través de la señalización vial dinámica controlada a distancia.

Cámaras IP: Cámaras de vigilancia por vídeo y de reconocimiento automático de matrículas que realizan las funciones designadas de captura de imágenes y vídeo en directo, respectivamente, con fines de seguridad y de control de la aplicación de la ley.

Computadoras Embebidas: Los ordenadores integrados ofrecen una plataforma de hardware inteligente centralizada para desplegar software sofisticado de videovigilancia, ALPR, señalización digital, gestión de flotas, recogida de tarifas y también ofrecen integración con otros dispositivos a bordo para el recuento de vehículos, impresión de billetes, control de temperatura, etc. Los ordenadores embarcados robustos se despliegan en el vehículo para desplegar aplicaciones en el vehículo y también proporcionan comunicación entre el vehículo y la infraestructura y visibilidad en tiempo real.

Fuerte>Pantallas de señalización:  Los sistemas de señalización dinámica al borde de la carretera con control remoto son una herramienta importante de los sistemas de transporte inteligentes, ya que se utilizan para comunicarse con los viajeros en tiempo real sobre cuestiones como la congestión del tráfico, los desvíos, los peligros meteorológicos y los retrasos debidos a la reparación de carreteras.

Sistemas de Recolección de Tarifas: Los sistemas de recogida de billetes a bordo y en las estaciones ofrecen varias opciones para que los viajeros paguen su billete. Después de abordar el autobús/tren, la información de la transacción se registra en el sistema de gestión de la flota a bordo que es accesible para el operador de tránsito para ver en tiempo real los ingresos, el número de pasajeros embarcados y abandonados del vehículo.

 

La inversión en ITS a prueba de futuro

Con el fin de promover aún más un futuro sostenible para la industria del transporte, los operadores y agencias necesitarán comenzar a planificar sus inversiones futuras de manera muy inteligente para maximizar su ROI.

Los sistemas de transporte inteligentes se van a utilizar cada vez más y más, y cada vez hay más aplicaciones disponibles. Con el despliegue de cualquier sistema en red, la seguridad es esencialmente un prerrequisito que, en última instancia, se convierte en una prioridad absoluta. Las redes de transporte son una de las infraestructuras críticas clave que pueden convertirse en blanco de un ataque cibernético debido al tipo de influencia que pueden proporcionar al adversario para lograr sus objetivos.

Otro aspecto esencial de la planificación para un futuro financieramente viable de los sistemas de transporte inteligentes serían sus vías de mejora. Como muchas otras formas de tecnología, los sistemas de transporte inteligentes también requerirán modernización y capacidad para integrarse con los nuevos sistemas adoptados por las autoridades de tránsito. Para facilitar la integración de futuras adiciones, los sistemas de transporte inteligentes deberán construirse sobre plataformas abiertas diseñadas para ser modificadas y aprovechadas a fin de reducir los gastos futuros a niveles sostenibles y proporcionar vías de actualización fáciles.

Los sistemas de transporte inteligentes y el futuro sostenible del transporte was last modified: marzo 13th, 2019 by Rick Spencer